Después de un gran éxito en Witte de With, la muestra Cecilia Vicuña, a retrospective exhibition viajó al MUAC en Ciudad de México, donde se inauguró junto a la semana de ferias en febrero. Fundación AMA colabora con la obra Martillo y Repollo (1973), que forma parte de la colección Juan Yarur. 

Veroír el fracaso iluminado reúne más de cien trabajos desarrollados en diferentes partes del mundo por la poeta, artista visual y activista Cecilia Vicuña, quien desde los años sesenta plantea una perspectiva radical en la relación entre arte y política mediante su escritura y su creación artística.

Vicuña dejó Chile en 1972 para estudiar arte con una beca. El golpe militar de 1973 dificultó el retorno a su país natal, lo cual moldeó su estructura emocional durante sus años de formación. Desde entonces, su práctica está vinculada con la resistencia política. En su producción están presentes métodos feministas y sociológicos, diálogos con la cultura indígena y con la justicia ecológica.

Vicuña desarrolla un trabajo variado y multidisciplinario que se construye a partir de palabras, imágenes, entornos y una combinación de lenguajes, medios y técnicas. Para esta exposición retrospectiva, se presentan por primera vez numerosas piezas y documentación que muestran el compromiso permanente de la artista frente a temas como el erotismo, los legados coloniales, las luchas de liberación, la felicidad colectiva, el pensamiento indígena y la devastación ambiental.

La muestra, que inauguró el 8 de febrero, estará abierta al público hasta el 2 de agosto en el Museo de Arte Contemporáneo de Ciudad de México, MUAC.