A partir de este año, Tate Modern, uno de los museos más reconocidos del mundo, comenzará a realizar una serie de muestras que tienen como objetivo producir exhibiciones que utilizan como punto de partida un año en particular, de este modo indagar cómo un evento significativo tuvo repercusiones en el arte y la cultura.

Así, en noviembre del presente año el museo presentará la primera exposición: «A Year in Art: 1973». La muestra explorará las diversas manifestaciones de artistas y activistas en respuesta al golpe militar de 1973 en Chile. De esta manera, considerará la protesta pública internacional y presentará obras creadas por artistas que vivieron bajo la dictadura, y otros, como Nicolás Franco por ejemplo, que nacieron ese año y que su obra se elabora desde la memoria histórica de ese momento. 

Inspirada en las obras de la colección de Tate, la exhibición comenzará con Precarios (1973-4) de Cecilia Vicuña, un trabajo de bitácora realizado en Londres directamente en respuesta a la resistencia chilena. Además se mostrarán obras realizadas en el contexto de Artists for Democracy’s Festival for Chile organizado por el Royal College of the Arts en octubre de 1974; así, textiles de arpillera hechos por mujeres chilenas como una forma de protesta serán parte de la exposición; además de obras de artistas tan reconocidos como Carlos Leppe , Conrad Atkinson y Lotty Rosenfeld.

En ese marco, Fundación AMA colaborará con obras de dos artistas claves para entender este momento: por un lado, Francisco Copello, uno de los primeros performers chilenos con parte de la serie El mimo y la Bandera (1975), trágica pantomima alrededor de la bandera chilena manchada de sangre, en que velos, cuerpo y bandera dan el impulso a un acumularse de sentimientos y reflexiones sobre una condición humana desesperada. Por su parte, Nicolás Franco que si bien es más joven tiene una mirada crítica respecto a ese momento. La obra Ayer y Hoy (2013) pone en tensión la concepción del nuevo régimen en comparación con el antiguo, de esta manera, el álbum en forma de libro promovió los cambios drásticos y, por supuesto, favorables, que la administración militar trajo a Chile.

Ambas obras pertenece a la colección de Juan Yarur y será parte de la colaboración que realizará FAMA con el museo para poder realizar la exposición. Una muestra del esfuerzo permanente de Fundación AMA por la internacionalización y visibilización del arte chileno en el extranjero, que por medio de colaboraciones ha logrado posicionar a diversos artistas chilenos en los escenarios más importantes del mundo, como Tate, MoMa o Guggenheim, sólo por nombrar algunos.