Bajo la curatoría del crítico español Agustín Pérez Rubio, Miradas Alteradas (Altered Views) se presentó en la Bienal de Venecia 2019 -un referente internacional del arte contemporáneo-, invitando a reflexionar sobre el racismo, el patriarcado, los intereses económicos y el dominio como formas de colonialismo, a través de tres conceptos que son transversales a toda la muestra: raza, clase y género. El pabellón chileno en la versión N°58 de la Bienal de Venecia fue impulsado y comisionado por el Ministerio de las Culturas las Artes y el Patrimonio en alianza con el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de la Dirección de Asuntos Culturales (DIRAC), y de la Dirección de Promoción de Exportaciones (PROCHILE). Se trató de un modelo inédito de gestión público-privada, en el que colaboraron coleccionistas chilenos, la Fundación AMA, el Capítulo Chileno del National Museum of Women in the Arts y el Círculo Antenna.

Así, manteniendo la propuesta del pabellón chileno, en esta ocasión se presenta una versión actualizada de la muestra que incluye imágenes de hechos sociales y políticos acaecidos en Chile en el último tiempo. “Voluspa Jarpa es una importante mujer creadora, quien representa una generación de artistas posterior a los noventa que han dado lugar a una valiosa imaginación sobre la construcción visual del país. Pensamos que, a nivel internacional, Voluspa es una de las artistas más influyentes y contundentes, asistida por la notable experiencia de Agustín Pérez Rubio, curador de renombre internacional”, explica la Ministra de las Culturas, Consuelo Valdés.

La apertura de la exposición coincide con la decisión de otorgar el Premio Julius Baer a Mujeres Artistas Latinoamericanas a Voluspa Jarpa, en su primera edición. El galardón, que se entrega junto al Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO), busca destacar a autoras de la región por su destacada labor en la innovación, investigación e influencia en el arte contemporáneo, en línea con una reflexión “sobre la realidad de una forma poética y política, sacando a la luz narrativas silenciadas”.

“Dirijo mi reconocimiento a las otras artistas nominadas, a sus trabajos y trayectorias, y con ellas, a las otras mujeres artistas de Latinoamérica. Pienso también en mis estudiantes y en los movimientos latinoamericanos feministas y espero que esto las inspire. Es mi deseo que los méritos de las mujeres ocupen un lugar relevante en el mundo público y que nuestro aporte al arte e ideas sea difundido, ya que somos una parte significativa de la sociedad y tenemos cosas que decir y mostrar. El proyecto que he presentado para este certamen, y que sigue mi línea de investigación y trabajo, está realizado desde la perplejidad y la rabia, pero sobre todo, desde el amor profundo hacia les jóvenes, que se revelan y levantan con el objetivo de hacer de América Latina, una sociedad mejor”, expresa la artista.

Horario: Martes y jueves, 10:00, 12:00 y 15:00 h
Entrada gratuita
Agenda tu visita