Qué compro y por qué: Juan Yarur Torres habla sobre cómo destacar artistas chilenos y quedarse sin espacio para mostrar su colección

Hablamos con el coleccionista desde su apartamento en Santiago.

Por Naomi Rea, Artnet.com

Como hijo de un magnate textil, el aprecio de Juan Yarur Torres por las cosas bellas lo llevó a su adicción al coleccionismo de arte.

La colección de 36 años incluye obras de Tracey Emin y Andy Warhol, pero también destacados chilenos como Cecilia Vicuña y Claudio Bravo. Es el director de una fundación de arte sin fines de lucro, la Fundación AMA, que tiene como objetivo elevar el perfil de los artistas chilenos a nivel internacional, y está en el Comité del Fondo para América Latina y el Caribe del MoMA.

Lo conversamos sobre su misión de educar al mundo sobre el arte chileno y la pintura manierista que sueña con agregar a su colección.

¿Cuál fue su primera compra y cuánto pagó por ella?

Una litografía de Claudio Bravo que mi padre me compró en una subasta cuando tenía 12 años. Creo que pagó alrededor de $ 2,000.

¿Cuál fue tu compra más reciente?

Recientemente compré un cuadro del artista chileno Juan Downey de su viuda, Marilys Downey.

¿Qué obras o artistas esperas agregar a tu colección este año?

Ahora mismo estoy obsesionado con tener un Anish Kapoor. También estuve hablando con una galería el año pasado sobre Tino Sehgal, pero nunca cerré el trato por alguna estúpida razón. Kara Walker también es alguien en quien he pensado mucho.

¿Cuál es la obra de arte más cara que posee?

Compré una obra de Otto Muehl por alrededor de $ 120.000 a la semana antes de que falleciera en 2013. En realidad, no es la obra más cara que compré, pero es la obra más valiosa que poseo. Recientemente, tuvimos que cambiar los precios del seguro después de darme cuenta de lo valioso que es en este momento. 

Invertir en arte no es mi modelo porque nunca vendo nada, y mi colección es súper personal para mi gusto, así que cuando hacemos lo de los seguros, a veces nos damos cuenta de que algo ahora es locamente más caro que cuando lo compré, pero No tenía ni idea.

¿Dónde compra arte con más frecuencia?

En todas partes, desde artistas hasta galerías y subastas, y encargamos mucho.

¿Hay alguna obra que te arrepientas de haber comprado?

No me arrepiento, pero si estás hablando de problemas para poseer, eso es casi la mitad de mi colección. Siempre estoy pensando en hacer exposiciones internacionales y mostrar arte chileno fuera de nuestro país, así que nunca tuve miedo de comprar estas cosas descomunales, pero no hay espacio para ponerlas en casa.

¿Qué trabajo tienes colgando sobre tu sofá? 

Encima de mi sofá hay un encargo de Marc Quinn titulado  Isla de Pascua , porque sabía que venía a Chile. Lo vamos a cambiar ahora porque mi hija comenzará a caminar pronto y la pintura es del piso al techo y no está protegida por vidrio.

¿Cuál es la obra de arte menos práctica que posee?

Un muro de 12 metros de largo y 7 de alto compuesto por cientos de bolsitas de plástico llenas de agua en forma de mapamundi, obra de la artista chilena Catalina Bauer. Solo puedo verlo cuando lo muestro en museos.

¿Qué obra le hubiera gustado haber comprado cuando tuvo la oportunidad?

La respuesta tonta es un apartamento en Nueva York, porque mi padre me lo ofreció una vez, y yo dije “no, estoy bien”, y luego no pude volver a pagarlo.

Si pudieras robar una obra de arte sin que te atrapen, ¿cuál sería?

La masacre de los inocentes de Cornelis van Haarlem, que se encuentra en el Rijksmuseum de Amsterdam. Mi período favorito es el manierismo, y nunca he terminado con ninguna [obra manierista].